Archivo de la etiqueta: Lisbeth Salander

Lisbeth, Lisbeth… muñeca rota

Tras una dura infancia y una adolescencia transcurrida entre las paredes de reformatorios y consultas psiquiátricas de manera injusta, podían aparecer dos tipos de personalidades opuestos: la de la víctima, rezagada para siempre a interpretar este papel o la de mujer que resurge con conocimientos de sobra acerca de la dureza de la vida y que aprende a defenerse. Lisbeth Salander, la oscura protagonista de Millenium encarna este segundo perfil psicológico. Una chica de X años que se ha visto capaz de sacar fuerzas de la flaqueza. Su aspecto es andrógino y frágil. Pero no te debe engañar, estás delante de una fiera indomable, aunque no por ello salvaje. Su agresividad despierta sólo si algo perturba su mansa paz. Si se comete un acto que juzga ilegítimo, ya que tiene un sentido de la justicia muy personal y elevado. Entonces se vuelve vengativa y cruel y dispone su elevada inteligencia a este servicio. Es capaz de hacer cosas que siempre han quedado reservados a los héroes masculinos: desde hackear tu ordenador o desatar sobre tí una venganza física difícil de recuperar. Todo ello acaba configurando un rasgo que la hace increíblemente atractiva para -según mi juicio- la mayoría de mujeres que se dejan atrapar por la trilogía de Millenium: su independencia y libertad. 

 

Pero todos estos rasgos tienen su lado amargo. Esta autosuficiencia la ha tenido que forjar para asegurar su supervivencia en el ambiente hostil en el que ha tenido la mala fortuna de crecer y ha implicado una incapacidad gélida para relacionarse con sus semejantes, para expresar lo que siente y comprometerse por amor.

 

Es un personaje lleno de fuerza y pasiones contenidas a punto de estallar, por otro lado, siempre. Aunque sólo sea en la fiereza que esconden sus silencios. Es la heroína del siglo XXI, en controversia consigo misma y en guerra contra la sociedad injusta que la rodea. 

 

En el fondo, es como un lobezno asustado al que todos querríamos dar protección. Para verle crecer en todo su esplendor.

 

Diana Mizrahi

Deja un comentario

Archivado bajo Diana Mizrahi

Perfiles: Lisbeth Salander

Ella es realmente la protagonista de las tres novelas, porque es a su alrededor que giran todas las historias. Me sorprende de este personaje que se aleja de todos los estereotipos de personaje femenino que haya podido conocer. Estamos acostumbrados a mujeres que brillan con luz propia por su belleza o encanto personal, por ser unas triunfadoras o frágiles y sensibles, y que siempre acaban ligadas a la búsqueda de un hombre que es el que acaba siendo la parte que a ellas les falta.

En este caso Lisbeth no es la típica mujer atractiva, ni triunfadora en la vida, no busca depender de ningún hombre y la fragilidad en ella, aunque su físico parezca indicar lo contrario, queda muy lejos.

Es una persona que ha creado un mundo propio, con normas morales propias, y en el que se centra principalmente en sobrevivir más que en vivir y disfrutar. Ve la vida como una selva de la que se ha de salir con vida, todo a su alrededor es una amenaza constante, y lo que al principio parece que no pasa de ser paranoia te acabas dando cuenta que es esa paranoia la que le salva la vida en más de una ocasión. Cosa que en cierto modo me parece d ya demasiada casualidad, rozando lo forzado.

Por otro lado el hecho de que tenga sus propias normas le da otro punto de vista, otro enfoque a la forma de ver la vida, censurable o no, pero diferente.

El hecho de ser hacker informático es la excusa para poder poner en sus manos, de una forma más o menos probable, la vida más íntima de las personas en sus manos sin que parezca imposible de conseguir. Justamente es esta arma la que hace que consiga informaciones necesarias para poder salir adelante.

Lisbeth es una persona con una coraza tan dura que hace imposible a los personajes que la envuelven, y de ese modo también al lector, llegar a conocer que tipo de persona es y que hará en cada momento y de este modo el autor consigue mantener en vilo al lector hasta al final.

En resumen, es un personaje nada típico, diferente, con habilidades que consiguen mantener enganchado al lector para saber que cosas ocultas puede descubrir a través de ella de los personajes que la rodean y con un carácter inestable.

Deja un comentario

Archivado bajo Inma Morant

Perfil de Lisbeth

De tots els personatges de les tres novel·les de Stieg Larsson no tinc cap dubte en elegir a Lisbeth com el meu personatge preferit. Lisbeth es diferent a totes les protagonistes dels grans bestsellers que cada any inunden les llibreries. I es aquesta diferència la que la fa diferent.

Lisbeth es la classe de noia que en un principi no cau bé però que quan la tractes més de 10 minuts canvies d’idea i et roba el cor precisament per això, perquè no té cap intenció de fer-ho. No va de simpàtica, ni d’amable ni de divertida, va d’ella mateixa i això es molt millor que simpaties fingides.

Lisbeth es una heroïna diferent. De primeres pel seu físic: baixeta, molt prima, punki, vestida sempre de negre,… i segon pel seu passat. Es una noia que a patit molt en la seua infància i joventut, cosa que a forjat el seu caràcter. Totes aquestes vivències han fet que tingui un sentit de la moral propi que la farà jutjar les coses segons el seu propi parer.

No ha tingut res fàcil a la vida i tot el que ha aconseguit a sigut gràcies a ella mateixa, es autodidacta en la vida.

De tots els personatges de Millennium es el que més sorprèn ja que el perfil de personatges com Mikael o Erika els hem vist en retratats en altres llibres sols que en diferent nom.

Laura Castel

Deja un comentario

Archivado bajo Laura Castel